30-10: El Gernika llega fuera del descenso directo a la última jornada

El Gernika derrotó al Cisneros en el partido aplazado de la 16ª jornada de la Liga Heineken y llegará a la última jornada con todas las opciones para lograr la permanencia en la máxima categoría. De hecho, después de muchos partidos, el conjunto verdinegro sale de la posición final de la tabla y afrontará el fin de semana decisivo desde el puesto de promoción, igualado a puntos con La Vila, al que le tiene ganado el duelo directo.

El partido era clave para los dos equipos, ya que el Cisneros, con tres puntos más, es otro de los implicados en la pelea por la permanencia. Pero sobre todo lo era para los de Nicolás Martínez, que estaban obligados a ganar para no afrontar la última jornada con mínimas opciones.

Los madrileños salieron con ganas a Urbieta, pero pronto fue el Gernika el que tomó el mando del encuentro y encerró a su rival en su propia zona de marca. La presión de los verdinegros se tradujo rápido en el marcador, ya que Iker Olaeta, uno de los destacados, pasó entre palos un golpe de castigo para firmar los primeros puntos de la tarde.

Pasado el ecuador de la primera mitad llegó el primer ensayo local, obra de Peio Urrutia, que obligó a los complutenses a dar un paso adelante, aunque en el primer tiempo apenas tuvieron opciones de sumar. Sus únicos puntos llegaron con un golpe de castigo pasado por Norton en el minuto 27.

La respuesta del Gernika fue perfecta, ya que cuatro minutos después lograba su segundo ensayo, obra de Mateo Bast, que con la transformación de Olaeta puso el 15-3 con el que se llegó al descanso.

Salió fuerte el Cisneros en la segunda parte y en el minuto 12 obtuvo el premio del ensayo, anotado por Escario y completado por Norton para poner un inquietante 15-10 en el marcador.

Despertó el Gernika, que tres minutos después logró un golpe de castigo de Olaeta para poner la distancia por encima de los siete puntos. El cuadro vizcaíno mantuvo su dominio, aunque no terminaba de concretar sus acciones cuando se acercaba a la zona de marca.

La incertidumbre por el triunfo se acabó a falta de tres minutos, cuando Epinal lograba la tercer marca que, completada por Olaeta, aseguraba la victoria y colocaba al Gernika a un ensayo del punto extra.

Restaba poco tiempo, pero el descuento, tan cruel en las pasadas jornadas con los verdinegros, fue esta vez aliado. En una acción rápida Palisa entró solo para posar el oval y dar el bonus a los gernikarras, que lo celebraron por todo lo alto.

Ese punto les permite encarar por encima de La Vila la jornada decisiva, este domingo, en el que visitarán al Alcobendas. Los alicantinos jugarán en el campo del Barcelona y el Cisneros en Burgos.

Fuente: Mundo Deportivo